6 errores que cometen los hombres al elegir un pantalón

Publicado en3 meses hace 1308

El uso de pantalón es una costumbre más antigua de lo piensas. Desde tiempos de Cicerón, este atuendo se fue convirtiendo en una parte de cultura, de educación y sobre todo de respeto, ya que todos los que salían a los teatros de Roma y a otros monumentos de la antigüedad, estaban obligados a llevar por decencia unos calzones largos.

El pantalón siempre ha sido un símbolo de poder y hoy en día sigue siéndolo. Elegir un pantalón adecuado es una decisión inteligente que requiere un tiempo y empeño para conseguir una buena imagen, no solo en el mundo de los negocios.

Más allá del posicionamiento de la marca, hay atributos de los pantalones como el diseño, la calidad y la cada vez más apreciada transparencia del dónde, cómo, quién y a qué precio para el planeta, que son clave a la hora de decidirse entre llevar unos u otros. Elegir la talla correcta es fundamental para que unos pantalones queden bien, ni muy anchos ni muy estrechos, por lo que su corte y largo deben ser tenidos en cuenta. Un pantalón mal ajustado afea la silueta, la acorta y puede hasta hacer que la figura se ensanche ópticamente.

No se trata de tener el cuerpo perfecto, sino de evitar ciertos errores cuando compras un pantalón para acertar con tu talla correcta, el modelo y vestir en función de tus necesidades. Una vez descubras la firma que mejor te sienta, te convertirás en un consumidor habitual de tus pantalones.

6 errores que cometen los hombres al elegir un pantalón

 

  1.        Probar y apreciar

Seamos honestos, probarse un pantalón nos da mucha pereza, pero la realidad es que esta prenda hay que verla puesta frente a un espejo para percibir si nos queda bien. Eso de medir la cintura con tu brazo no siempre funciona. El tipo de corte, la calidad en la confección y en la composición del tejido será lo que te aporte el confort y bienestar en las largas horas de tu rutina diaria.

  1.        No conocer tu cuerpo

¿Por qué a tu amigo le sienta tan bien ese pantalón pitillo? Cada cuerpo es diferente y no podemos dejarnos llevar por cómo van vestidos nuestros conocidos.  Antes de comenzar la increíble andadura para comprar el pantalón perfecto, debes conocer tu figura, no solo tus medidas, de las que ya hablamos en anteriores publicaciones. Aprender a disfrutar de la moda comienza cuando eres consciente de aquellas partes de tu cuerpo a las que deberías dar mayor protagonismo para potenciar su atractivo, de la misma forma puedes aprender a disimular aquellas de las que no te sientes tan orgulloso. Créeme, todos tenemos esos dos lados de la moneda y, aunque hay verdaderos maestros en mostrar solo uno de esos dos lados, es cuestión de currárselo un poquito para desarrollar esa habilidad. Recuerda que, igual que hay colores que favorecen más a unas personas que a otras, lo mismo sucede con la textura de los tejidos o los diferentes cortes de patrón.

  1.        Acostumbrarse a un modelo

No somos prácticos. Guardamos los pantalones “formales” para las ocasiones especiales y eventos familiares y pasamos de arreglarnos porque es lunes o martes. Te has acostumbrado a tus vaqueros de siempre, pero cómo ya sabes comodidad y estilazo no están reñidos. Es hora de sacar todo el provecho de tus pantalones. Recuerda qué dependiendo de la manera en qué combines tu pantalón chino y las prendas con las que los uses, te permitirá adoptar estilos en diferentes tonos según día y ánimo. Desde el más formal al casual más relajado, las posibilidades son muchas, desenfadado, deportivo….

  1.        Comprar tendencias

Un pantalón chino puede ser un clásico atemporal, un imprescindible en tu fondo de armario o ése verde tan chulo que no te has quitado en todo el verano. Dejarse llevar por las modas, siempre pasajeras, te hará gastar más dinero y probablemente perderás en estilo. Adaptar tu forma de vestir a tendencias es una habilidad que puedes aprender para mantener tu estilo siempre actualizado.

  1.        Buscar lo barato

Lo barato sale caro es un dicho con conciencia. Invertir hoy en un pantalón de calidad es pensar en el mañana. la consecuencia de una baja calidad provoca un deterioro rápido de las prendas y del planeta. En Lillotex Pantalonera nos sentimos orgullosos de fabricar en España, confeccionar en tejidos de origen responsable e ir alcanzando nuevas metas en nuestro compromiso por el cuidado y la sostenibilidad de nuestro entorno.

  1.        No saber dónde comprar

Eres fiel a tu tienda de toda la vida y tienes miedo a que el cambio sea peor… pero se trata de sí te sientes agusto y cómodo. Si lo estás no es necesario que le des más vueltas, ¡tiempo libre!, pero si no estás del todo satisfecho busca otra opción.

Experimenta con diferentes firmas y deja que los profesionales que te atienden te asesoren, son especialistas y podrán ayudarte a descubrir cuál es el modelo perfecto para ti. La satisfacción de vestir bien no tiene precio porque sentirse bien no tiene precio.

 

 

Menú

Ajustes